Las dietas vegetarianas y veganas son equilibradas y aportan al organismo todos los nutrientes necesarios. Al cambiar a una dieta de este tipo, no debemos temer que la exclusión de la carne devaste nuestro cuerpo. Basta saber qué sustitutos de la carne elegir.

¿Por qué comemos carne?

La carne es una fuente de proteínas y vitaminas B. Comer carne proporciona al cuerpo las proteínas saludables necesarias para el funcionamiento adecuado de los sistemas circulatorio, nervioso e inmunológico.

Sin embargo, la carne no es la única fuente de estas proteínas. Entonces, si queremos hacer una dieta vegana o vegetariana, debemos recordar incluir en la carta productos que contengan una gran cantidad de proteínas. Afortunadamente, hay bastantes de ellos.

Lea también:
¿Estás pensando en volverte vegano? Esto es lo que necesita saber antes de hacerlo.

¿Con qué reemplazar la carne?

Podemos sustituir la carne por muchos productos, entre los que destacan las legumbres. Vale la pena incluir soja, lentejas y frijoles en su dieta. Las almendras y el sésamo también funcionarán bien.

Sustitutos de la carne

Soja

La soja es una valiosa fuente de proteínas y aminoácidos. También contiene minerales, fósforo, potasio, hierro, vitamina E, vitamina B y colina. Utiliza la soja para preparar el tofu, el famoso requesón que va bien con las ensaladas. A base de soja, también puedes hacer batidos, postres, budines e incluso chuletas.

La soja tiene grandes beneficios para la salud, reduce la presión arterial y el colesterol, apoya la función hepática, fortalece los huesos y previene la osteoporosis. Vale la pena incluirlo en tu dieta.

Lenteja

Las lentejas son ricas en proteínas, pero también ricas en carbohidratos. Contiene ácido fólico y potasio, por lo que se recomienda que las mujeres embarazadas lo consuman. También es rico en vitamina B, hierro, magnesio, calcio, vitamina A, vitamina C, vitamina K, niacina y fibra. Debido al alto contenido de hierro, las lentejas previenen la anemia. También apoya el trabajo del sistema circulatorio y ayuda a regular el colesterol.

Lea también:
¿Has dejado de comer carne? Mira lo que puede pasar

Frijol

No todo el mundo sabe que los frijoles tienen más proteínas que la carne. Los frijoles contienen mucha fibra, por lo que ayudan a la digestión y protegen contra el desarrollo de cáncer intestinal. Es fuente de vitaminas A, K, vitaminas B, minerales, calcio, fósforo y potasio. Sin embargo, puede causar flatulencias, por lo que no se recomienda para mujeres embarazadas y niños pequeños.

A partir de frijoles, podemos preparar platos de cena, ensaladas, e incluso … hornear pan y pasteles.

Almendras

Las almendras son muy saludables porque contienen no solo muchas proteínas sino también ácidos grasos insaturados. Esto los hace fortalecer el trabajo del sistema nervioso, prevenir la aterosclerosis y regular el nivel de glucemia. También son fuente de vitamina B, contienen vitamina K, ácido fólico, magnesio, calcio, fósforo y hierro.

Las almendras se pueden utilizar para postres, yogures, tartas, galletas y ensaladas.

Sésamo

El sésamo es rico en proteínas, aminoácidos, hierro, sésamo, zinc, selenio, vitamina A, K, vitaminas B y muchos otros nutrientes. Regula el nivel de colesterol en sangre, apoya el trabajo del sistema circulatorio y el funcionamiento del hígado y, gracias al alto contenido de calcio, fortalece los dientes y los huesos.

Podemos utilizar semillas de sésamo para preparar deliciosas chuletas, ensaladas y galletas de sésamo. También será una gran adición a las pastas para sándwiches.

Lea también:
Comer bien es más fácil de lo que cree. ¿Qué reglas seguir?

¿Con qué reemplazar la carne? Compruebe qué productos reemplazarán a la carne

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *