Un estilo de vida activo que tenga en cuenta los ejercicios físicos adecuadamente seleccionados para nuestra condición es la base de la salud. El “efecto secundario” de la actividad es un cuerpo atractivo, delgado y firme. Las nalgas son una de las partes del cuerpo más difíciles de modelar, pero nada es imposible. Un plan de entrenamiento bien organizado es la base para lograr el objetivo de modelar los glúteos.

¿Qué afecta la apariencia de las nalgas?

Los músculos de los glúteos no lo tienen fácil. Se ven perjudicados por un estilo de vida sedentario, una dieta y el paso del tiempo sin descanso. Por eso se hacen más pequeños y la piel pierde firmeza. La apariencia de nuestras nalgas también está influenciada por factores que no podemos eliminar, por ejemplo, genes heredados y tipo de cuerpo. Con los años, el tejido graso comienza a acumularse en la zona de los glúteos, aparecen estrías y celulitis. Estos son problemas típicamente femeninos relacionados con, entre otras cosas, con cambios hormonales, pero las causas más comunes de deterioro en el aspecto y firmeza de los glúteos son una dieta rica en productos sobreprocesados, la falta de actividad física y el trabajo sedentario.

¿Cómo mejorar la apariencia de los glúteos?

Si queremos disfrutar de un cuerpo esbelto, firme y en forma, debemos actuar en varios niveles. La base en este caso es una dieta saludable y la actividad física diaria, que afectan no solo la apariencia de los glúteos, sino también la salud y el bienestar en general.

Los ejercicios que moldean los glúteos se pueden realizar en casa, al aire libre, e incluso durante una pausa en el trabajo, lo que afectará positivamente no solo a nuestra figura, sino también al sistema circulatorio. Muchas horas de estar sentado en un escritorio o trabajar de pie afectan tanto el aspecto de los glúteos como la salud del sistema circulatorio, favoreciendo el desarrollo de varices y trombosis. Para que los glúteos recuperen su firmeza y agradable forma, también conviene actuar directamente sobre la piel, utilizando cosméticos y tratamientos que regeneren y mejoren la elasticidad de la piel.

¿De qué músculos están hechos los glúteos?

Antes de comenzar a ejercitar sus glúteos, debe darse cuenta de que sus glúteos son en realidad un grupo de tres músculos que tienen funciones separadas y están ubicados en diferentes partes de los glúteos. El gran músculo glúteo es el más fuerte y el más grande. Es él quien es el principal responsable de la apariencia de nuestro glúteo. Sin embargo, para que la pupa sea completa y redonda, también debes cuidar el músculo glúteo medio, que se encuentra en la parte externa de la cadera y es responsable de los movimientos hacia afuera de la pierna. Si lo expandimos adecuadamente, nuestros glúteos se levantarán, lo que hará que la pupa sea ópticamente más grande y esté más formada. El músculo glúteo menor también es importante, el rotador interno más fuerte del muslo. Elegir los ejercicios adecuados para las partes adecuadas de los glúteos eliminará las deficiencias de nuestra figura y mejorará la forma de los glúteos.

¿Cómo ejercitar los glúteos?

Los glúteos se pueden ejercitar de muchas formas diferentes, lo cual es de gran ayuda, porque varios entrenamientos no provocan aburrimiento. Mucho depende de si tenemos sobrepeso u obesidad, porque en este caso la prioridad es reducir el peso corporal a un nivel acorde con nuestro IMC.

El sobrepeso y la obesidad no son una contraindicación para el ejercicio, pero requieren una selección adecuada, preferiblemente con la ayuda de un entrenador o fisioterapeuta, para evitar sobrecargar las articulaciones y la columna. Los ejercicios para los glúteos son principalmente ejercicios que requieren un mayor trabajo de las piernas, por lo que las personas con exceso de kilogramos deben primero reducir su peso corporal y mejorar su condición. Si no tenemos sobrepeso y nuestra salud y condición física son impecables, podemos empezar a entrenarnos. Vale la pena considerar qué actividad nos dará el mayor placer, porque así nos motivaremos más fácilmente a hacer ejercicio.

¿Cómo tallar glúteos?

Para empezar, es una buena idea ejercitar su condición física general de una manera que afecte la apariencia de sus glúteos. Caminar, trotar, trotar, andar en bicicleta, nadar con ranas y patinar a diario son perfectos en este caso. Teniendo escaleras a nuestra disposición, podemos trabajar adicionalmente en los glúteos, tratándolos como parte del entrenamiento diario. En casa, un stepper de ejercicio y un stepper también funcionarán muy bien, que se pueden reemplazar con otro “escalón”, por ejemplo, un reposapiés bajo o un escalón de un escalón (un soporte bajo o un taburete pequeño, que a menudo usan los niños en el inodoro).

Ejercicios para los glúteos

Los mejores ejercicios para los glúteos incluyen:

  • sentadillas de sumo (sentadillas con las piernas separadas y levantando la pierna doblada en la rodilla),
  • balanceando las piernas en una posición de rodillas apoyada,
  • levantando las caderas mientras está acostado sobre la espalda,
  • levantar y doblar la pierna mientras está acostado de lado,
  • sentadillas tradicionales,
  • excavaciones en una arrodillada apuntalada.

Los ejercicios de glúteos se basan en una secuencia de repeticiones y series. Recuerda aumentar la intensidad de tu entrenamiento con regularidad. Una dificultad adicional que definitivamente mejorará los resultados son los ejercicios con goma elástica.

Los músculos de los glúteos también están perfectamente influenciados por la danza y el aeróbic, que vale la pena usar cuando te gusta moverte al ritmo de la música.

Lea también:
5 sencillos ejercicios de adelgazamiento que harás frente al televisor

Ejercicios para los glúteos. Remodelarás tu trasero tan rápido

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *