Sin duda, el otoño es una de las mejores épocas del año para pasar tiempo al aire libre. Las temperaturas más bajas que en verano y las hermosas hojas de colores alrededor son un gran incentivo para caminar solo o reunir a su familia para una caminata.

Lea también:
¿Te quedas mucho en casa? Consuma estos 5 productos con vitamina D.

¿Por qué vale la pena dar un paseo?

Agregar una caminata diaria a su horario diario regular también puede reducir sus niveles de estrés, mejorar la salud de su corazón y ayudarlo a perder el exceso de peso.

Además, si caminar aún no es parte de su plan diario, este es el mejor momento para comenzar esta buena práctica para que se pueda formar un buen hábito antes de que llegue el frío y el invierno. Vea los siguientes nueve objetivos potenciales para caminar para mantenerse motivado, mejorar su resistencia y su salud en general.

Los primeros tres objetivos son un buen calentamiento y motivación para los principiantes. Los siguientes tres serán perfectos para caminantes intermedios, mientras que los tres últimos son un verdadero placer para los caminantes expertos.

Lea también:
¿Qué es el medidor de hambre? ¿Te ayuda a desarrollar hábitos saludables?

9 metas para caminar para el otoño

1. Acepte el desafío: “10,000 durante 10 días”
Uno de los mayores obstáculos que encontrará como principiante es la coherencia. Para desarrollar buenos hábitos y entrar en una rutina sólida, pruebe este desafío diario de 10,000 pasos durante 10 días consecutivos. No se preocupe por la velocidad o la forma todavía. En su lugar, comprométase con esta dosis diaria de ejercicio, ya sea caminar después de cada comida o caminar para hacer las cosas en lugar de conducir un automóvil.

2. Incluya ejercicios de peso corporal
Para cuando avance al siguiente nivel y comience a moverse más lejos o más rápido, querrá volverse más fuerte. Hacer ejercicio en función de su propio peso corporal es una gran idea para empezar y puede ayudarlo a desarrollar músculo para evitar lesiones a medida que avanza. ¿Flexiones en un banco del parque? ¡Por qué no!

3. Concéntrate en la postura
Caminar parece bastante fácil, pero adoptar la postura correcta hace una gran diferencia. Puede ayudar a aumentar su rendimiento al caminar y quemar más calorías. Para empezar, trate de concentrarse en estos sencillos hábitos de postura durante al menos 5 minutos durante cada caminata: Cabeza: mantenga la cabeza ligeramente elevada y mire hacia adelante. Columna vertebral: párese derecho y evite encorvarse o inclinarse hacia adelante. Brazos: más movimiento de los brazos quema más calorías y hace que sea más fácil aumentar la velocidad. Evite los movimientos de lado a lado a lo largo de su cuerpo y concéntrese en el movimiento de adelante hacia atrás, manteniendo los brazos relajados. Núcleo: Involucre su núcleo tirando de su ombligo hacia su columna para ayudar a evitar encorvarse.

4. Incrementa la distancia recorrida
Una vez que haya establecido hábitos consistentes, una caminata semanal más larga es una excelente manera de avanzar a un nivel más alto de caminata. Comience con una distancia que pueda cubrir. Aumente la distancia o el tiempo de esta caminata de 5 a 10 minutos cada semana para evitar lesiones por sobreentrenamiento.

5. Utilizar tecnología
Tal vez su objetivo sea aumentar la resistencia, caminar 10 km libremente o quemar grasa abdominal. En cualquier caso, el uso de la tecnología puede facilitar mucho el seguimiento de su progreso y sus objetivos de fitness. Esto podría significar mantener su frecuencia cardíaca correcta, rastrear sus pasos y comidas en la aplicación o encontrar nuevas rutas interesantes en mapas.

6. Seleccione un terreno con una forma variada
En lugar de caminar sobre terreno plano, dése el desafío adicional de caminar por un área con colinas (o cambiar la configuración de inclinación de la cinta de correr), subir escaleras o encontrar otro terreno como arena si vive cerca de una playa. Si tiene una pista de atletismo o un campo de fútbol en su área, puede crear un entrenamiento híbrido con algunos kilómetros alrededor de la pista y varios juegos de pasos del estadio. La variedad del terreno te permite trabajar con diferentes grupos de músculos y te ayuda a quemar más calorías.

7. Agregue entrenamientos de intervalos HIIT de alta intensidad
Aumentar su ritmo con intervalos de alta intensidad aumenta su frecuencia cardíaca y quema más calorías. Para comenzar entrenamientos más avanzados, intente esto: después de un calentamiento de 5 a 10 minutos, alterne 2 minutos a su ritmo normal, luego 30 segundos a un ritmo más intenso, donde su respiración es rápida y no puede hablar. Tome su ritmo de normal a rápido durante 15 a 20 minutos y termine con un ritmo de recuperación de 5 a 10 minutos.

8. Emprenda algunos senderos reales
Ampliar tus sesiones de entrenamiento buscando rutas avanzadas es otra excelente forma de evitar el aburrimiento y mejorar tu forma física. Los senderos también le permiten conectarse mejor con la naturaleza, lo que puede ayudar a aliviar la depresión y reducir el estrés. Si elige caminar con una escalada prolongada, también se beneficiará de desarrollar más fuerza en sus glúteos e isquiotibiales, mientras aumenta su metabolismo y quema de calorías en general.

9. Participa en la carrera
Este tipo de eventos son excelentes formas de evaluar su estado físico general y mantenerse motivado para lograr sus objetivos. Si bien están sucediendo muchas cosas virtualmente en estos días, también puede crear su propia carrera estableciendo una distancia y trazando un curso cerca de usted en las aplicaciones. Una vez al mes, verifique qué tan rápido puede completar el curso e intente superar su tiempo anterior.Lea también:
Entrenamiento de otoño: formas creativas de hacer ejercicio durante una pandemia

El otoño es el momento perfecto para pasear. ¿Cómo sacarle el máximo partido?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *