La energía es un elemento esencial del cuerpo para el crecimiento, el desarrollo y el funcionamiento normal de los procesos corporales. Un balance energético ocurre cuando la energía que obtenemos de los alimentos es igual a la energía que usa nuestro cuerpo. La relación entre la cantidad de calorías que consumimos en la dieta y la cantidad de energía que consumimos en el cuerpo determina nuestro peso corporal y nuestra salud en general.

Ecuación de balance energético

Un balance de energía es simplemente la relación entre la entrada de energía y el gasto de energía. Si su aporte energético y su gasto energético están más o menos equilibrados, mantendrá su peso actual.

Consumo de energía (calorías consumidas) – Producción de energía (calorías consumidas) = ​​Balance energético

Balance energético negativo

Un balance energético negativo ocurre cuando su entrada de energía es menor que su gasto energético. Esto significa que consume menos calorías de las que usa su cuerpo. Esto provoca una pérdida de peso. El cuerpo detecta un “déficit” energético y las reservas de grasa se ven obligadas a compensar la diferencia. Un balance energético negativo severo puede provocar una disminución del metabolismo, una disminución de la masa ósea, una disminución de los niveles de hormona tiroidea, una disminución de los niveles de testosterona, una incapacidad para concentrarse y una disminución del rendimiento físico.

Lea también:
¿Qué le pasa a tu cuerpo a dieta? Explica la nutricionista

Balance energético positivo

Un balance energético positivo ocurre cuando su entrada de energía es mayor que su gasto energético. Esto significa que consume más calorías de las que usa su cuerpo. Su cuerpo almacena el exceso de energía o calorías en forma de grasa. Un balance energético positivo severo tiene consecuencias no solo para el aumento de peso, sino también para la salud y la aptitud celular. La placa se puede formar en las arterias, la presión arterial y aumentar los niveles de colesterol en el cuerpo. Podemos volvernos resistentes a la insulina y sufrir de diabetes, o podemos aumentar el riesgo de ciertos cánceres.

Lea también:
Comer antes o después del entrenamiento: ¿Qué es mejor para bajar de peso? ¡La respuesta puede sorprenderte!

¿Qué afecta el balance energético?

El equilibrio energético está influenciado por la actividad física, el tamaño corporal, la cantidad de tejido graso y muscular y la genética. Los requisitos energéticos varían de persona a persona, y la cantidad de energía ingerida y gastada depende de la dieta y el estilo de vida de la persona. Dado que se trata de una gran red de sistemas, no basta con contar las calorías. Los expertos dicen que, en lugar de centrarnos en la cantidad, debemos analizar los nutrientes de nuestra comida. Un elemento muy importante es aumentar la actividad física diaria, lo que afecta a nuestro metabolismo a largo plazo. En otras palabras, en una persona sana, la dieta y el ejercicio son la mejor forma de mantener un cierto equilibrio energético.

Lea también:
Te sientes cansado Aquí hay 5 reglas para una nutrición adecuada que te darán energía.

A continuación, se ofrecen algunos consejos sobre cómo lograr el equilibrio energético adecuado:

  • Come sano. 100 kcal obtenidas de frutas y verduras afectarán al organismo de una forma completamente diferente a las 100 kcal de las patatas fritas.
  • Cambia las proporciones de tu plato. Aumente la proporción de verduras, ensaladas, frutas, frijoles y cereales integrales a dos tercios del tamaño de su porción.
  • Llene el resto de su plato con carnes y aves magras, pescado (especialmente pescado graso como el atún o el salmón) o productos lácteos bajos en grasa.
  • Maximice su gasto energético posterior al entrenamiento con ejercicio de alta intensidad.
  • Haga ejercicios de fuerza que aumenten la cantidad de tejido muscular.
  • Programe sus ejercicios por la mañana para que no se los pierda durante el día. Varíe los ejercicios para mejorar la eficacia de su entrenamiento.
  • Lleve un registro de lo que come en un diario de alimentos para evitar comer en exceso inconscientemente.
  • Come a intervalos regulares a lo largo del día.
  • No sigas dietas restrictivas y ayunos.

Lea también:
Pérdida de peso efectiva: 5 ejercicios para quemar más grasa

Equilibrio energético: ¿qué necesita saber al respecto para perder peso de manera efectiva?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *