Comer sopas es una excelente manera de aumentar la cantidad de vegetales y fibra en su dieta y mantenerse hidratado. Los ingredientes saludables y las especias antiinflamatorias de la sopa pueden curar los resfriados y la gripe. También aliviarán una serie de otros síntomas de enfermedades causadas por la inflamación.

Receta de sopa de cúrcuma y lentejas

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo
  • 1 1/2 tazas de leche de coco
  • 2 manzanas
  • 1 1/2 cucharaditas de canela
  • 2 tazas de lentejas rojas
  • 1 cucharadita de aceite de coco
  • 1 cucharadita de comino
  • 2-3 tazas de agua caliente
  • 1 cebolla
  • 1 cucharadita de sal
  • pimienta negra

Un método de preparación:

  1. Enjuague abundantemente las lentejas rojas con agua fría. Deje que las lentejas se escurran por completo.
  2. Corta la cebolla en cubos pequeños. Disuelva el aceite de coco en una olla y saltee la cebolla hasta que esté suave y dorada.
  3. Ralla las manzanas. Agregue las manzanas y la cúrcuma a la olla y cocine durante 2 minutos, revolviendo con frecuencia.
  4. Agrega agua y aumenta la potencia del quemador. Cuando la sopa esté hirviendo, baja el fuego y agrega las lentejas. Cocine a fuego lento, tapado, durante unos 15 minutos.
  5. Agrega la leche de coco, el resto de las especias y continúa cocinando hasta que las lentejas estén tiernas, unos 10-20 minutos.
  6. Sirva caliente.

¿Por qué es saludable la sopa de cúrcuma?

El secreto del funcionamiento de esta sopa radica en sus ingredientes pro-salud. Éstas incluyen:

Esta especia dorada es un poderoso agente antiinflamatorio. La cúrcuma alivia las molestias gastrointestinales asociadas con el síndrome del intestino irritable y otros trastornos digestivos. Otros beneficios incluyen: aumentar la energía, liberar gases, mejorar la digestión, regular la menstruación, disolver los cálculos biliares, prevenir infecciones y tratar cortes, quemaduras y hematomas. La cúrcuma funciona mejor con aceite de coco y pimienta negra.

La leche de coco contiene hierro, magnesio, fósforo, potasio, cobre, manganeso, selenio y grasas saludables. El selenio juega un papel en el funcionamiento de la glándula tiroides y el sistema inmunológico. También puede prevenir enfermedades cardíacas, cáncer, asma, infertilidad masculina y artritis reumatoide. El ácido láurico, que se encuentra en el aceite de coco y la leche, puede reducir la actividad de las células de cáncer de colon al causar estrés oxidativo. También tiene propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y cicatrizantes.

Las manzanas son extremadamente saludables y versátiles de usar. Llenos de vitamina C, pueden conducir al crecimiento y reparación de tejidos en todas las partes del cuerpo, ayudando a producir colágeno. La investigación muestra que las manzanas reducen el riesgo de cáncer de pulmón debido a los altos niveles de quercetina. Este flavonoide reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, asma y diabetes. La mayoría de los nutrientes se encuentran en la cáscara de las manzanas, por lo que no deben pelarse.

Esta legumbre rica en proteínas viene en variedades amarillas, verdes, negras y rojas. Es fácil de cocinar y económico. Sus ingredientes nutricionales ayudan a reducir la obesidad, la diabetes, las enfermedades cardíacas y la mortalidad general mientras aumentan la energía y mantienen un peso saludable. La fibra de las lentejas mejora los niveles de colesterol en sangre, estabiliza la presión arterial y reduce el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular. La fibra dietética es excelente para el intestino, mejora la digestión y favorece las deposiciones regulares.

Lea también:
Una infusión saludable con cúrcuma para los días fríos. Receta de Agnieszka Cegielska

Sopa de cúrcuma: una mezcla a favor de la salud para la diabetes, la demencia y el cáncer

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *